We are back…

Y hemos venido para quedarnos… aunque no en Barcelona. Nos mudamos a UK. 

Yes. Imagen

Publicado en Sin categoría

Busque y si encuentra algo mejor…

Busca una televisión pública o privada donde emitan en horario de máxima audiencia y de manera consecutiva: un programa sobre la educación en Suecia, un documental sobre peña rara de Zagreb y después un especial en directo de Astrud con el col.lectiu Brossa.

En el canal 33, ahora.

Quiero la nacionalidad catalana ya. Esta gente no tiene los mismos genes que en el resto de España…

Publicado en Sin categoría

Aunque no lo parezca, es una buena noticia.

Pues aquí me hallo… preparando clases a todo trapo y alternando con el estudio de las tropecientas reglas y miltropecientas excepciones del catalán. ¿Qué por que? Porque la semana que viene tengo el examen, y como me gustan los líos, he dicho que sí a un trabajo (a ver quién dice que no a un trabajo en estos tiempos) de profesora de español en una escuela de idiomas. Fue todo muy rápido, me llamaron para la entrevista, al día siguiente la hice, a las dos horas me confirmaron que el puesto era mío. Jornada completa, contrato (temporal, eso sí). Todavía no me lo creo, quizá porque en este momento no quiero desconcentrarme de mi objetivo principal… nivel C, nivel C…

Así que la semana que viene será todo un festival: pocas horas de sueño, trabajo de 9 a 14:30, preparar clases, seguir estudiando, y llegar al viernes lo más despierta posible, que me estoy jugando todo el esfuerzo del año en siete días.

Para despejar, ayer fui con el meu xicot a un concierto de un grupo de Bcn que tenía muchas ganas de ver. Mientras media Barcelona indie disfrutaba del Primavera Sound, nosotros nos contentábamos con disfrutar de Samitier (http://www.myspace.com/samitierbcn) en la sala Becool.

Bueno, sigo con lo mío, que el tiempo pasa volando… Esperemos que esta semana también, o ¡mejor no! Que las horas doblen los minutos…

Montañas

Al final ni Au revoir ni Campesinos… el examen de catalán me está dejando sin energías y no tinc ganes de res!Ahora mismo se me cierran los ojos de sueño y lo peor es que creo que esta noche tendré pesadillas con los cambios de género de sustantivos y adjetivos en catalán!!

Hoy en los conciertos de A viva veu, actuaba un grupo de Asturias que conocía de oidas, y al verlo anunciado en el facebook de A viva veu, me  ha entrado la curiosidad. He escuchado las canciones que tienen en el myspace y rediós! molan muchísimo!!!

Os los recomiendo encarecidamente!! El grupo ha puesto su disco para descarga gratuita aquí:

http://montanas.bandcamp.com/album/monta-as-10

Ensayo general

Tengo el gran honor de comunicarles una pequeña gran noticia. La semana pasada en mi curso de catalán nivel C hicimos un examen de prueba. Era un ejemplo de examen de otro año. Bueno, pues siendo 95 puntos el mínimo necesario para aprobar, y de un total de 150 puntos, yo obtuve 120 puntos.

Así que cojo aire y esta noche dormiré un poco más tranquila.

Ya está más cerca la conquista de Cataluna, MUA HA HA HA, MUA HA HA HA 😀

Azul

En esta habitación azul forrada de madera, se respira la paz que jamás existió ni existirá en el resto de la casa…

Me despierto cuando él se va  a dormir. Oigo abrir y cerrarse la puerta del salón, y pasos silenciosos que se refugian en el calor de la cama. Insomnio de domingo, ya no duermo más.

Hasta pronto

Estoy literalmente sin un minuto de sobra… Máster, clases de catalán, trabajo mañana y tarde sábados y domingos… Este blog queda temporalmente en stand-by hasta que lleguen tiempos mejores… Ahora estamos, como dirían en Francia: Cagados!

A bientôt!

Chesil Beach, Ian McEwan

He terminado ayer Chesil Beach, la segunda novela que leo de Ian McEwan. Me ha dejado perpleja y descolocada, pero no es esto algo negativo, al contrario.  Sin ser una obra maestra, me ha parecido un buen libro.

Una vez pasada la última página de la novela, he acudido corriendo a internet a buscar más información sobre la historia. Y afortunadamente, he encontrado una crítica de Babelia, firmada por uno de mis escritores favoritos, donde hace un análisis de la novela que ha contribuido a que Chesil Beach me haya gustado aún más:

http://www.elpais.com/articulo/semana/Ian/McEwan/Chesil/Beach/elpepuculbab/20080301elpbabese_5/Tes

chesil-beach

Cosmética del asesino.

Después de ver a A. y a su mejor amigo M arrastrando una lavadora de 70 kilos por el pasillo de mi nueva casa ( “Ese hombre está locamente enamorado de tí si hace eso ” dijo Arcadio después de aquello), sudando como cerdos e intentando meterla por un hueco por el que jamás entrará (ahí queda mi lavadora), Santi, el novio de Arcadio, estaba hojeando la guía del ocio, y descubrió una obra de teatro basada en una novela  de Amelie Nothomb.

Amelie Nothomb es una escritora belga criada entre otros lugares en Japon y China. En España sus libros se publican en una editorial muy reconocida, con autores de destacada calidad, y es estudiada en la Universidad, y en cambio en Francia, la consideran literatura de bestseller y es denostada por los intelectuales y profesores de literatura. Algo similar a lo que pasa con Lucía Etxebarría pero a la inversa entre los dos mismos países.

Como Amelie Nothomb me encanta,y a Santi también, nos entusiasmamos mucho. Y Arcadio, se entusiasmó también con nosotros. Las entradas no eran caras, obviamente, las más baratas, que son las que compramos, las de arriba del todo, allí allí allí donde se juntan agua y  nubes.

Pero cuándo íbamos a pasar al interior del teatro, el chico de las entradas nos preguntó si queríamos formar parte de un experimento teatral y sentarnos en el escenario (que simulaba la sala de espera de un aeropuerto), entre los actores…

Y esta es la historia de como Arcadio, Santi y yo, vimos cosmética del asesino desde dentro. Escuchando a los actores respirar, sintiendo sus ojos clavados en los nuestros y rozándonos al pasar. Dos hombres que interpretaban a uno mismo, en una construcción-deconstrucción de un crimen.

COSMETIC-200

Jengibre

Estoy malísima de lo mío, léase, garganta y sinusitis. Las defensas las debo tener bajísimas (caldo de cultivo ideal para la gripe a… la la la) porque llevo todo el verano igual.

Esta mañana tuve que ir al trabajo a llevar las llaves del candado (sí, me tocó ir en sábado al P*** gimnasio, pero lo “mejor” es que mañana me toca currar cuatro horas, y es domingo!!!!!!!!!!) , y cuando mi compañera L oyó mi voz de camionero, me recomendó varios remedios caseros.

Uno de ellos, raíz de jengibre… Así que como estoy desesperada y ya me prestó a cualquier experimento, aquí dejo mi testimonio.

El jengibre es una raíz, hay que cortarla en rodajitas y hervirla. Después, se cuela, y le añadimos miel y limón. Sabe a rayos, es más, pica que da mal. Me pica la lengua, la boca y la garganta y tengo ganas de escupir cada vez que le doy un sorbo a este mejunje, pero a mí siempre me dijeron que si pica, es que cura, así que me voy a terminar el litro que me he preparado para hoy…

Además, he investigado un poco, y es purgativo cien por cien…

Para el que quiera saber algo más…

http://www.botanical-online.com/medicinalsgengibre.htm

“Es uno de las pocas verduras que tiene 3 funciones: de verdura misma, condimentar y medicinales.  Como condimentos sirve para darle un sabor exótico a los platos, un poco picante pero no tanto y ayuda a resaltar los gustos de cada ingredientes. Como verdura se puede comer agregando jengibre tierno en las ensaladas. Y como medicamento tiene la particularidad de eliminar las bacterias y es un anti-oxidante muy poderoso, mas que la vitamina E. Por otra parte sirve como estimulante del sistema digestivo, estimulando la circulación sanguínea del estomago y su funcionamiento. Estéticamente el consumo constante del jengibre ayuda a eliminar las manchas de vejez gracias a su función de anti-oxidante.

Pero como todas las cosas  tiene también sus complicaciones. Por ejemplo? En el año, no se puede comer jengibre en otoño,  durante el día se recomienda no comer jengibre durante la noche.  No se debe consumir mas de 10 g por vez ya que el exceso lleva a una constipación ligera y hace que tengamos sed todo el tiempo.

Donde se puede comprarlo? Casi en todos los supermercados ( sea chinos o no).  Un pedacito de jengibre cada día, ese es el secreto de la larga vida.”jengibre

Tia Maria dixit

Aguanté cinco minutos en el concierto de Manel en las fiestas de Gràcia.

Puedo soportar gente.

Puedo soportar calor.

Puedo soportar empujones

Puedo soportar estar de pie en medio de un pasillo humano

Pero soportarlo todo a la vez, es superior para mí.

Así que ya veré a Manel en alguna ocasión de pago, es decir, en un concierto no-gratuito. Como dijo mi tia María una vez, antes de irme de viaje a Londres y decirle que me quedaba en un albergue con habitaciones sin baño para seis personas en vez de en el hotel que ella me ofrecía en su agencia de viajes… LO BARATO SALE CARO.

No me se expresar.

¡Uy! Dos meses trabajando y me doy cuenta de que aún no os he contado ninguna anecdotilla! Pues haberlas haylas, y además a toneladas. Os voy a contar la primera de Hassan. Con Hassan hay dos. La primera es muy gore, y la segunda, pues más todavía. Hassan, de Marruecos , se apunta al gimnasio porque su novia Fita se apuntó también unos días antes. Quieren que les haga la cuota de pareja, pero como son subnormales y no vinieron a la vez, es harto complicado.

Hassan, ese condemoro de la pradera, que entra en el gimnasio, y como no le gustan las tarifas que le cuento, arremete contra mí con su dni español y me dice que no se expresarme. Delante suyo llamo por teléfono a mi compañero, que ya se ha ido a casa,y consulto con él si la información que le estoy dando a Hassan es correcta o no.

Mi compañero confirma, estoy en lo cierto. Hassan, sin esperar a que cuelgue, y elevando el tono de voz para que TODOS LE OIGAMOS dice: No, tú no sabes expresarte, tu hablas muy mal español.

Alucina mandarinas.

Hombre yaaaaaaaa, venir a mí a molestarme con estas historias y encima decirme que no se hablar mi lengua madre… Con toda diplomacia, le mando a freir monas de la siguiente manera.

Le digo, mire, ¿sabe qué? Venga usted mañana, que yo ya no estaré aquí, y la compañera que esté, le explica las tarifas. Y usted, pues nada, compare y elija.

CON DIOS.

Otro día os cuento Hassan, dos. EL desenlace de la historia, desde el cual, no nos dirigimos la palabra. Porque sí, al final se apuntó. Pero con la cuota que yo decía.

Mongolo… de mierda, maldito misógino!!

Al mar

¡Manel estará en las fiestas de Gràcia el martes 18! Uno de mis grupos catalanes preferidos,  algo así como los Yann Tiersen de por aquí 🙂

Tu i jo hem sopat en bons restaurants,
tu i jo hem ballat a la llum d’un fanal,
tu i jo volavem en un Ford Fiesta groc,
tu i jo hem cantat a la vora del foc,
tu i jo hem buscat coses similars,
tu i jo hem tingut el cap ple de pardals,
tu i jo dalt de la nòria,
tu i jo i la nostra història,
però tu i jo no ens hem banyat mai al mar, al mar, al mar…

Plantem les tovalloles, convido a un gelat,
juguem a pala grega, esquivem passejants.
A l’horitzó es divisen les veles
d’uns nens que fan optimist a la cala del costat.
Dormo una estona, a la que bufa la mar,
així estirada se’t veu espectacular
llarga i blanqueta a la sorra llegint
intrigues vaticanes de final inesperat.
Es abusiva tanta calor.
T’incorpores i et poses bé el banyador,
amb el peu calcules com està l’aigua
i tot esta llest per tal que entrem al mar.

Així doncs si un dia vens i passes per aquí,
i sí malgrat la feina trobem un matí,
no em perdonaria mai, no podria assumir,
no agafar-te amb la moto i que no fessim camí,
molt lluny d’aquí, a l’altra banda del món,
hi ha un xiringuito amb quatre pins al fons,
tu i jo asseguts a la barra d’un bar,
sona bona música i som davant del mar.

Mis Amigas

Cada vez que recibo noticias de mis amigas (y mi amigo, mi único amigo-hombre, de verdad), desperdigadas por medio mundo, de mis amigas de verdad, que son pocas, pero muy buenas, me pongo triste, por tenerlas lejos, por tener que reducir los momentos juntas a unos días contados al año.

Porque luego me paso el resto del año pasando las fotos y recordando y soñando con volverlas a ver…

A cada una de ellas las he conocido en un escenario diferente, en un contexto distinto, en un momento de mi vida radicalmente opuesto al de las demás…

Amigas mías ¡Os echo de menos!

Nueva bici…

¡¡¡¡Habemus bici!!!!

¡Ya la echaba en falta! Sobre todo en algunos desplazamientos por Barcelona del tipo demasiado lejos para ir andando, demasiado cerca para ir en metro…

Esta mañana he quedado con el chico que la vendía, en l’illa Diagonal. Luego he bajado por toda la Diagonal con ella hasta casa, qué gustazo, en veinte minutos hice el trayecto.

Es una bici de montaña, pero muy bonita, con la barra en diagonal y el manillar tipo bici de paseo… Ahora mismo me voy al centro  a comprarle un candado gordo gordo… 🙂

Lo mejor ha sido el precio, y que está nueva….

Elogio de la mujer brava. Publicación simultánea

Hoy mi amiga M. Del Val me ha envíado este pequeño Elogio de la mujer brava, de Hector Abad(http://es.wikipedia.org/wiki/H%C3%A9ctor_Abad_Faciolince) . Estoy segura que muchas lectoras se sentirán identificadas con él, y muchos lectores se darán cuenta que al final es verdad, que ellos siguen buscando el antónimo de esa mujer brava…O a lo mejor no, en cuyo caso, lo celebro por todo lo alto 🙂

¡Gracias Señorita del Val por enviarme siempre cosas tan gratificantes de leer! Usted sabe que la quiero.

Estas nuevas mujeres, si uno logra amarrar y poner bajo control al burro machista que llevamos dentro, son las mejores parejas.

A los hombres machistas, que somos como el 96 por ciento de la población masculina, nos molestan las mujeres de carácter áspero, duro, decidido. Tenemos palabras denigrantes para designarlas: arpías, brujas, viejas, traumadas, solteronas, amargadas, marimachas, etc. En realidad, les tenemos miedo y no vemos la hora de hacerles pagar muy caro su desafío al poder masculino que hasta hace poco habíamos detentado sin cuestionamientos.

A esos machistas incorregibles que somos, machistas ancestrales por cultura y por herencia, nos molestan instintivamente esas fieras que en vez de someterse a nuestra voluntad, atacan y se defienden. La hembra con la que soñamos, un sueño moldeado por siglos de prepotencia y por genes de bestias (todavía infrahumanos), consiste en una pareja joven y mansa, dulce y sumisa, siempre con una sonrisa de condescendencia en la boca. Una mujer bonita que no discuta, que sea simpática y diga frases amables, que jamás reclame, que abra la boca solamente para ser correcta, elogiar nuestros actos y celebrarnos bobadas. Que use las manos para la caricia, para tener la casa impecable, hacer buenos platos, servir bien los tragos y acomodar las flores en floreros. Este ideal, que las revistas de moda nos confirman, puede identificarse con una especie de modelito de las que salen por televisión, al final de los noticieros, siempre a un milímetro de quedar en bola, con curvas increíbles (te mandan besos y abrazos, aunque no te conozcan), siempre a tu entera disposición, en apariencia como si nos dijeran “no más usted me avisa y yo le abro las piernas”, siempre como dispuestas a un vertiginoso desahogo de líquidos seminales, entre gritos ridículos del hombre (no de ellas, que requieren más tiempo y se quedan a medias).

A los machistas jóvenes y viejos nos ponen en jaque estas nuevas mujeres, las mujeres de verdad, las que no se someten y protestan y por eso seguimos soñando, más bien, con jovencitas perfectas que lo den fácil y no pongan problema. Porque estas mujeres nuevas exigen, piden, dan, se meten, regañan, contradicen, hablan y sólo se desnudan si les da la gana. Estas mujeres nuevas no se dejan dar órdenes, ni podemos dejarlas plantadas, o tiradas, o arrinconadas, en silencio y de ser posible en roles subordinados y en puestos subalternos. Las mujeres nuevas estudian más, saben más, tienen más disciplina, más iniciativa y quizá por eso mismo les queda más difícil conseguir pareja, pues todos los machistas les tememos.

Pero estas nuevas mujeres, si uno logra amarrar y poner bajo control al burro machista que llevamos dentro, son las mejores parejas. Ni siquiera tenemos que mantenerlas, pues ellas no lo permitirían porque saben que ese fue siempre el origen de nuestro dominio. Ellas ya no se dejan mantener, que es otra manera de comprarlas, porque saben que ahí -y en la fuerza bruta- ha radicado el poder de nosotros los machos durante milenios. Si las llegamos a conocer, si logramos soportar que nos corrijan, que nos refuten las ideas, nos señalen los errores que no queremos ver y nos desinflen la vanidad a punta de alfileres, nos daremos cuenta de que esa nueva paridad es agradable, porque vuelve posible una relación entre iguales, en la que nadie manda ni es mandado.

Como trabajan tanto como nosotros (o más) entonces ellas también se declaran hartas por la noche y de mal humor, y lo más grave, sin ganas de cocinar. Al principio nos dará rabia, ya no las veremos tan buenas y abnegadas como nuestras santas madres, pero son mejores, precisamente porque son menos santas (las santas santifican) y tienen todo el derecho de no serlo. Envejecen, como nosotros, y ya no tienen piel ni senos de veinteañeras (mirémonos el pecho también nosotros y los pies, las mejillas, los poquísimos pelos), las hormonas les dan ciclos de euforia y mal genio, pero son sabias para vivir y para amar y si alguna vez en la vida se necesita un consejo sensato (se necesita siempre, a diario), o una estrategia útil en el trabajo, o una maniobra acertada para ser más felices, ellas te lo darán, no las peladitas de piel y tetas perfectas, aunque estas sean la delicia con la que soñamos, un sueño que cuando se realiza ya ni sabemos qué hacer con todo eso.

Los varones machistas, somos animalitos todavía y es inútil pedir que dejemos de mirar a las muchachitas perfectas. Los ojos se nos van tras ellas, tras las curvas, porque llevamos por dentro un programa tozudo que hacia allá nos impulsa, como autómatas. Pero si logramos usar también esa herencia reciente, el córtex cerebral, si somos más sensatos y racionales, si nos volvemos más humanos y menos primitivos, nos daremos cuenta de que esas mujeres nuevas, esas mujeres bravas que exigen, trabajan, producen, joden y protestan, son las más desafiantes y por eso mismo las más estimulantes, las más entretenidas, las únicas con quienes se puede establecer una relación duradera, porque está basada en algo más que en abracitos y besos, o en coitos precipitados seguidos de tristeza.

Esas mujeres nos dan ideas, amistad, pasiones y curiosidad por lo que vale la pena, sed de vida larga y de conocimiento.

Jack Moran y Steven en el Bar Pastís

El domingo tuve el gran honor de ser invitada a ir a un extraño pero genial evento. El lugar, un mítico bar del barrio del Raval  que sobrevive a pesar de los intentos de algunos por cerrar el local. Hablamos, pues, del Bar Pastís…(leer referencia aquí)

Sí, sí… Pastís… Como el suave licor (rebajado con agua, claro), sabor a regaliz y anís que tanto viejos como jóvenes degustan a cualquier hora en el Sur de Francia.

El Pastís de Barcelona tiene ese encanto francés, de los colores marrones, el dueño gruñón, y los momentos insuperables e inauditos (recuerden sino, las míticas fiestas en el Delirium de Avignon, que algunos de los lectores pudieron vivir en primera persona…).

Uno de esos momentos insuperables e inauditos fue el que yo presencié ayer, domingo, como decía, invitada por John Cornford, sangre de mi sangre, o algo así. En aquellos escasos ¿treinta? metros cuadrados, Jack Moran y Steven, italianos ambos, el segundo,coleguilla de mi primo, deleitaron a la concurrencia durante casi dos horas y media, de las más divertidas de mi fin de semana.

Grandes momentos como cuando Jack Moran (Autodenominado como Juglar postatómico o postindustrial) cantó una canción con título algo así como “Aerobic is fantastic” mientras hacía una metafóra de aviones que se estrellaban en el aire o vaya usted a saber, o cuando Steven recitó un poema con tocado de obispo y gafas de luces parpadeantes rojas.

Aunque no fue menos sublime, el momento en el que, de nuevo Steven, recitó un poema de su propia cosecha, dedicado a Oriol Junqueras… Bravísimo…. También hubo de Bukowski, Leonard Cohen, y otro que no recuerdo su nombre,un tal… ¿Gregory C…?? ¿Alguien que me ayude?

Por no hablar del dueño del local, un señor increiblemente amigo de sus amigas (a las que guardaba la banqueta con una deliciosa pegatina “reservado”) y maltratador de su clientela, con esas voces que nos pegaba para que, igual que hacen los chóferes cuando el bus urbano va lleno, nos quitáramos de la puerta. Pero bueno, di tú que llevar un bar requiere mucho carácter, y con la cantidad de años que lleva el Pastís abierto…

En todo caso, ¡gracias P por llevarme a tan magno evento!

pastis

Ciudad nueva. Blog nuevo. Sí, sí, sí.

Bienvenidos a mi nuevo rincón. Una vez más me veo obligada a migrar… ¿Razones ajenas a la organización? ¿Continuar escribiendo sin pelos en la lengua? ¿Miedo a herir sensibilidades? Un poco de todo. Pero calentamos motores y me muero de ganas de quemar el teclado contando las próximas aventuras de la Manzana ahora transformada en Chocolate y Café.

Un poquito de paciencia e iré actualizando enlaces de los coleguitas, ¿vale?